Cielos! ¿cómo pude haber acordado a hacerlo?

Me pregunte como pude haber acordado hacerlo. Un producto de $1,000! No lo puedo creer…

Dos meses antes había promovido un producto que le fue muy bien… pero solo costo $67 dolares.

No $1,000dlls. ¡No 15 veces mas caro!

Y por si fuera poco, perdi la cabeza y me subi a un avion a cruzar todo el Atlantico de Londres a Las Vegas.

Noviembre, 2006

Las Vegas, NV.

Ahora aquí estoy…

En el piso 23 del Wynn. Pero en lugar de estar caminando a lo largo del casino con una chica guapa en mi brazo y un coctel de $30dlls en la mano…

Estaba en el cuarto solo, viendo la pantalla de mi computadora en blanco con el cursor parpadeando, pensando como es que me había metido en este problema.

Por lo menos la vista era excelente…

Pero no estaba aquí por la mendiga vista. Estoy aquí para sacar una promoción de afiliado de un producto de $1,000.

Una que estúpidamente había acordado promover una semana antes (si estaba tomando cerveza). Vamos escribe algo. No se va a escribir solo.

Piensa.

Voltea a la izquierda cuando todos van a la derecha.

Empece a escribir fuertemente el teclado de mi Apple iBook G4. Click, click, clickety click. Enter. Click, click, click. Enter.

Despues de haber estado encerrado en mi cuarto por dos días – escribiendo correo tras correo – era hora de afrontar las consecuencias.

Mi travesía había sido una montaña rusa emocional muy fuerte…

Todavía recuerdo como empezó todo, tan claro como si hubiera pasado ayer. Hay ciertas cosas que nunca olvidas.

Entre a la sala de juntas, sabiendo lo que iba a suceder y (extrañamente) sintiéndome completamente a gusto con lo que iba a pasar. De hecho, lo esperaba con ansias.

La señora de recursos humanos estaba sentada con la cabeza abajo, sin verme a los ojos. Me caia bien, era una amiga. Asi que entendia que verme a los ojos era un poco difícil para ella.

Ese dia Octubre 22 del 2003 fue su primera de estas experiencias malas en su carrera.

Es parte del trabajo de quien esta en recursos humanos. Aun si les gustaría nunca tener que enfrentarse a días de “despido masivo” como este.

El Jefe también estaba ahí. El no tenia ningún problema con verme a los ojos. De hecho creo que hasta tenia una pequeña sonrisa

El no se paro.

Se había posicionado con una pared de ladrillos detrás de el. Una posición de poder. No había dura que esto no era nada nuevo ni espantoso para el. El ya lo había hecho antes.

“Andre, toma asiento.”

Apunto a una silla al otro lado de la mesa de juntas. La de recursos humanos estaba a mi lado. Me tenían rodeado.

Despues de que hubieran hecho su cometido con precisión militar, me pare, saque mi mano y le di las gracias al Jefe por la oportunidad.

Ahora yo era quien tenia una sonrisa, y era mas grande que la que tenia el Jefe originalente…

Podia ver la confusión en su cara como un anuncio neon rosa arriba de uno de esos bares de mala reputación en Las Vegas.

Las personas no deben estar contentas cuando los despiden. Por seguro no deberían estar agradecidos. Fue muy divertido el dejar al Jefe completamente confundido. Fue mi regalo de partida.

Una hora después, fui escoltado fuera del edificio con nada mas que dos meses de pago de indemnización como un paquete de “la tuya” por dos años y medio de trabajo dedicado. Asi que camine al otro lado de la calle en lugar de encuentro.

Asi estaban otra docena de exempleados en las sillas del bar, tomando cerveza a las 11 de la mañana.

Fue una situación irreal.

La emoción dominante que se estaba sintiendo en el bar al tomar el liquido ambar fue enojo a todas las personas que tenían poder en aquel lugar donde antes trabajaban.

Yo no estaba sorprendido…

Es lo que pasa cuando comprar a una start-up. Lo extra y que no se necesita, se quita.

Y que mejor tiempo que 2 meses antes de navidad para que no tuvieran que pagar miles de bonos. Inteligente.

3 o 4 cervezas después, estaba en en tren fuera de Londres por la ultima vez de traje y corbata conformando correctamente al estatus quo.

Se sentía raro estar ahí.

Yendo a casa…

Sabiendo que mañana, Octubre 23 del 2003 seria la primera vez como un emprendedor (“desempleado”).

Pero se me había quitado un peso de encima. Sentí un extraño sentimiento de paz. Un sentimiento que nunca se me ha olvidado.

Me sentí ligero, mucho mas ligero habiéndome quitado todo el peso que conlleva trabajar en un lugar de locos con un Jefe que era la pintura perfecta de un estúpido.

…y Octubre 23, 2003 fue también el dia que tuve mas miedo de mi vida “laboral”.

No tenia a donde ir.

No tenia dinero entrando.

Estaba solo, me habían lanzado en medio de los tiburones.

Era hora de aprender a nadar y rápido. No tenia ahorros, y tenia solo 2 meses de sueldo en el banco.

Todavia me acuerdo decirle a mi mama:

“Oye mama, me despiedieron hoy. Y no voy a buscar otro trabajo. Nunca. Estoy trabajando para mi mismo. Es increíble, estoy muy contento!”

Silencio. Mirada perdida.

Quizas fue el shock. Le había soldado los labios juntos.

Pero 4 segundos después nos abrazamos y me dijo que ella sabia que yo podría hacer lo que me propusiera.

Las cosas no empezaron fácilmente. Yo no sabia lo que estaba haciendo.

Pero en el 2003, no había mentores en línea. El material que existia estaba limitado a documentos físicos que te mandaban por correo.

No existían todos los eBooks que quisieras de todo lo que quisieras en marketing. Todo eso no existía antes.

Estos siguientes 3 años fueron épicos.

…si puedes llamar trabajar días de 14 horas algo épico. Pero es lo que tenia que hacer. Tuve que mover mi trasero.

Y de pronto las cosas empezaron a funcionar para mi como afiliado de marketing de tiempo completo.

Yo fui una persona que se iba a la izquierda cuando todos iban a la derecha desde el principio. Nunca quise conformarme con el estatus quo. Esa decisión inicial moldeo mi trajectoria.

En el 2004 lei un libro de Paul Arden (el director de Saatchi and Saatchi cuando estaban en la cumbre de su éxito).

En el estaba una pagina sobre “Decisiones”. Y es algo que nunca voy a olvidar. De hecho estoy seguro que me ayudo a llegar al Wynn, tres años después en Noviembre del 2006.

Cuando mires atrás va a haber cosas de las que te arrepentiras.
Tomaste la decisión incorrecta.
Mal.
Tomaste la decisión correcta.
La vida es de decisiones.

  1. ¿Voy a comprar el coche practico o el coche rápido?
  2. ¿Voy a la universidad o tomo un trabajo?
  3. ¿Compro vino, cerveza o agua?

Cualquiera que sea la decisión que tomes, es la única que puedes tomar.
De lo contrario, tomarías otra.
Todo lo que hacemos es escoger.
Asi que, de que nos arrepentimos?
Tu eres la persona que escoges ser.

Paul Arden: whatever you think, think the opposite.

Así que porque decidí promover un producto de $1,000?

Porque era la decisión que había tomado. Por eso. Desues de haber estado encerrado en un cuarto en Las Vegas en el piso 23 del Wynn por dos días completos, escribiendo email tras email y mandándolos a mi mini lista de suscriptores.

…lo que paso después me cambio completamente el juego. Por siempre. Por lo menos mentalmente, en como jugar por mas. Mucho mas.

Era la hora de la verdad.

El lanzamiento estaba solo a unos minutos…

Ya había hecho todo lo que había podido. Asi que mi esposa y yo decidimos irnos a desayunar.

Pedi huevos a la benedictina. Mis favoritos. El Wynn hace los mejores que he comido.

La Señorita con diente dulce pidió un waffle con fresas. Cada quien.

Una hora después subimos al cuarto al piso 23 a checar la promoción.

No estaba esperando un resultado positivo. Vendiendo un total de uno o 2 a ese precio hubiera sido un milagro.

Asi que después de meterme al dashboard de afiliados, me quede tonto…

Parpadea, parpadea.

Sin creer la imagen que estaba viendo, le llame a Anita para que lo viera.

Una segunda opinión.

Esta fue ella digitalizando el momento para siempre.

Todavia me da piel de gallina cuando veo esta foto. Porque fue el resultado de tener las agallas para tirar los dados a este nivel.

En esa hora, me estaba mostrando $20,000 en comisiones… las cuales solo podría imaginar era un error que las ventas fueran adjudicadas a mi. Tenia que ser.

Termine ganando mas de $70,000 de esa promoción. No hubo errores.

Termine como el afiliado #1, agrega eso a todas las emociones que ya estaba sintiendo después de aquí tiempo en la ciudad del pecado en el 2006.

Estoy seguro que muchos gurus famosos estaban en esa lista. Nombres que estarías reconociendo hoy, como Rich Schefren.

…y todo de una lista pequena de menos de 1,000 suscriptores (gratis).

Quien se iba a imaginar.

Ahora déjame te enseño lo que hice.